Buscar este blog

martes, 29 de noviembre de 2011

APRENDE AQUÍ CÓMO HACER QUE LOS SUEÑOS SE TRANSFORMEN EN REALIDAD.


Depende de las aspiraciones del individuo, pero por lo menos significa: Una casa en un suburbio de la ciudad, un relación feliz con una pareja, carros buenos para todos los miembros de la familia, vacaciones, que los hijos vayan a las mejores universidades hasta convertirse en profesionales y por supuesto tener un trabajo o un negocio que a uno le guste y que le pague lo suficiente para poder cubrir los gastos arriba mencionados y también para ahorrar para la vejez.
¿Por qué la mayoría de las personas no lo logra y viven en apartamentos casi toda su vida, muchos se encuentran en relaciones en las que son infelices, trabajan por años en trabajos que aborrecen y la mayor parte de los hijos no llegan a ser profesionales?
La respuesta está en el subconsciente: responsable de nuestros triunfos, apatía o fracasos.
El subconsciente hace que unos triunfen y otros fracasen, algunos sean felices en su matrimonio y otros infelices. Otros hombres sean inseguros y vivan con temor, mientras que otros tengan fe y vivan con confianza en el futuro.
Está en ti darle la dirección que deseas para tu vida.... vive sin miedo...... vive con amor....vive con respeto a ti y a los demás.......enfrenta con reflexión y serenidad las cosas adversas...........dialoga con la persona que amas en un diálogo de crecimiento y en pro de avanzar tanto en lo espiritual como en lo material..........sorprende a tu yo interior y al ser que amas cada día.
Para ser feliz en la vida, en el amor y tener éxito tienes que fijar tus metas con claridad dentro de las posibilidades, no dejar que los imprevistos te desanimen sino que aprender a sacar enseñanzas de ellas.
El hombre, a menudo, busca la felicidad en todo sitio menos dentro de él.

Cuando el padre de nuestro idioma Don Miguel de Cervantes dijo: “Los peores enemigos a los cuales debemos combatir principalmente, están dentro de nosotros” se refería precisamente a que los límites, los obstáculos que se interponen en nuestra búsqueda de la felicidad están en nuestra mente.
La mente del ser humano se divide en dos: el consciente y el subconsciente.
El consciente es el capitán y el subconsciente el motor más poderoso que existe en el universo.
Cada pensamiento que llega a nuestra mente consciente a través de los cinco sentidos producen impresiones en el cerebro, cualquiera que sea la naturaleza de la experiencia, estas son clasificadas y grabadas, es por eso que podemos recordar y traer los pensamientos de regreso a nuestra mente.
La mente consciente sabe la diferencia entre la realidad y lo
imaginario, pero la mente subconsciente no, es por eso que nosotros podemos plantar voluntariamente cualquier deseo o propósito y hacerlo realidad.

Esto significa que nosotros estamos en control de nuestras
vidas.
Estamos donde estamos por las opciones que escogimos consciente y subconscientemente.
El subconsciente actúa primero sobre el deseo dominante que esta mezclado con emoción y fe. El subconsciente es el medio para convertir el deseo en realidad.
El destino no es cuestión de suerte, es cuestión de preferencia. No es algo que hay que esperar, es algo que hay que lograr.
Personalmente, yo creo que lo mejor que he aprendido en mi vida es saber que al ser dueño de mi pensamiento, yo mismo estoy a cargo de mi destino.
La gran mayoría de nuestra gente no se considera digna de
merecer la abundancia, prosperidad y éxito en todas las áreas de su vida y precisamente este es el patrón de pensamiento que controla los resultados que obtienen.

Todos tenemos talento para algo.
Algunos estamos confundidos, quizás por el cambio de cultura, porque nuestros padres no nos guiaron, por una
decepción amorosa, porque nos despidieron de un trabajo, no tenemos mucha educación o alguien nos dijo que no somos inteligentes, etc.
Lo que necesitamos es una sacudida, que alguien o algo nos muestre el camino más corto e ideal para utilizar nuestro talento. Todos sin excepción podemos perseguir y cumplir nuestros sueños.
Está en tus manos el destino que quieres darle a tu vida, Ten siempre presente a Dios en tus propósitos, con fe en Él, en ti, y con propósitos positivos acompañados de amor, bondad, humildad y valor el éxito y la felicidad será tu destino.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir...