Buscar este blog

lunes, 29 de noviembre de 2010

EN LOS ÉXITOS DE TU VIDA, TIENEN GRAN RELEVANCIA LOS HÁBITOS.


Los sociólogos  y otros que estudian el éxito y el comportamiento humano le dirán que la diferencia entre quienes tienen éxito y los que no, se reduce a lo que repetidamente hacen; sus hábitos. Si tienes hábitos que favorecen el éxito, tendrás éxito, si tus hábitos son auto-destructivas, no.  
 Un hábito es algo que hacemos inconscientemente, porque es  una parte de lo que somos. Es una programacion que esta funcionando siempre sin que nos demos cuenta. Busca comportamientos importantes en lugar de actividades. Por ejemplo, mientras que el uso de hilo dental y cepillarse los dientes es algo que hacemos todos los días, no es el tipo de hábito que estamos buscando aquí.

Tomate un tiempo y haz una lista de tus cinco hábitos más positivos. Ahora que tienes tus cinco más positivos y productivo hábitos, es el momento de mirar al otro lado de la moneda. Toma unos pocos minutos para pensar en tus cinco más negativos o auto-destructivo y ponlos por escrito. Ahora, echa un vistazo a las dos listas. Comencé este articulo diciendo qué son los hábitos. Entonces, ¿qué dicen tus hábitos acerca de ti? ¿Estás gobernado más por los hábitos de la primera o la segunda lista?  

¿Eres un fumador? ¿Bebes demasiado a menudo? ¿Eres digno de confianza? ¿Eres amable y  comprensivo? Estos son los tipos de preguntas que debes hacerte. Algunos de los hábitos que has desarrollado, sin duda,  fueron intencionalmente por ejemplo, ir al gimnasio 5 días a la semana, sin embargo, tomando el  inventario de tus hábitos, es posible descubrir algunos hábitos no deseados se han deslizado en tu vida involuntariamente.

 Muchos de nosotros queremos cambiar nuestras vidas de alguna manera. Tal vez quieres mejores relaciones, tener más éxito en tu carrera, sentirte más sano, tener más energía.  

Independientemente de tus objetivos, el secreto para su logro, es darse cuenta de ellos que con el fin de hacer un cambio en tu vida. Si somos lo que repetidamente hacemos, entonces para cambiar lo que eres, tienes que cambiar lo que repetidamente haces. Como dijo Einstein, "Locura es hacer lo mismo y esperar un resultado diferente".

 Piensa por unos minutos acerca de lo que realmente quieres lograr en tu vida. ¿Cuál es ese gran objetivo o sueño que realmente deseas lograr? Ahora, echa un vistazo a tus malos hábitos. ¿Cuál de estas acciones cotidianas está obstaculizando el logro de lo que quieres?

Del mismo modo, mira tus buenos hábitos. ¿Qué mas podrías estar haciendo para que lleve más cerca de tu objetivo? Al hacer algo tan simple como eliminar un mal hábito y reemplazándolo con uno bueno,  puedes cambiar tu curso dramáticamente. Veamos un ejemplo: Imagina por un momento que uno de tus objetivos es perder algunos kilos no deseados. 

Vamos a decir que cuando haces una evaluación de tus hábitos, descubres que usted: rara vez tomas desayuno, cenas a menudo tarde en la noche, faltas a gimnasio a menudo, y comes comida rápida de tres a cuatro veces a la semana. ¿Qué deberías cambiar aquí? Este ejemplo lo puedes adaptar a lo que tu quieras mejorar, tus estudios, carrera, etc. 

Con este simple inventario puedes ver fácilmente por qué no has logrado nada hasta la fecha, y lo que es más importante, sabes lo que tienes que hacer para cambiar eso. 

Tu desafío esta semana es examinar sus hábitos y descubrir cuáles son los que te conducen hacia tus objetivos y los que te impiden lograrlos. A continuación, sustituye los malos hábitos por otros más productivos. No es fácil, pero tampoco imposible y los beneficios bien valen el esfuerzo. Buena suerte.

Por tu éxito,
Rosana Portell

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir...