Buscar este blog

lunes, 28 de marzo de 2016

TUS PENSAMIENTOS NOBLES Y POSITIVOS... SON LOS QUE GUÍAN TUS ALAS AL ÉXITO Y FELICIDAD DEL ALMA...


Mientras más medios se crean para comunicarnos, menos se

expresan los sentimientos, y más lejos están esas miradas 

de frente...Esas miradas que lo dicen todo sin emitir palabras... 

por eso intenta con  un beso poder escuchar todo lo que 

susurra el alma y evita así que los bellos sentimientos huyan 

de ti.
La peor muerte no es la física sino la espiritual, cuando dejas que lo espiritual se muera en tu interior... el alma se apaga y se pierde el amor a la vida, un alma apagada es un alma sin vida...
No dejes que los malos sentimientos ahoguen tu ser, porque pueden hacer que tu corazón ya no sienta los hermosos sentimientos que hacen feliz el alma.

Nos evitamos sufrimientos innecesarios si tomamos conciencia de que la felicidad depende de la honestidad. Las personas sabias, con su rectitud, disfrutan de una paz interior que el dinero no puede comprar.
Pensamientos positivos y sentimientos nobles de amor y bondad, de  seguro que te motivaran a vivir una vida en paz contigo mismo, con amor en el corazón, paz en el alma y todo tu interior lleno de lo espiritual, de lo Divino.
Llevar una vida íntegra es lo que Dios me pide y es el mejor regalo que puedo ofrecerle a mi espíritu, a los demás y a la vida...Si mi alma tiene luz, es que está llena de vida, lo que hace feliz mi interior, y si yo estoy feliz. todos quienes me rodean se contagia de  mi felicidad...

No envenenen  su alma con malos pensamientos, juzgando o buscando malas intenciones donde no las hay.

Los optimistas se aman, procuran un alto nivel de autoestima, se valoran y aprovechan lo mejor posible sus talentos personales innatos.
 Los optimistas se aman, procuran un alto nivel de autoestima, se valoran y aprovechan lo mejor posible sus talentos personales innatos.
Los optimistas aceptan a los demás como son, y no malgastan energías queriendo cambiarlos, solo influyen en ellos con paciencia y tolerancia.
Los optimistas son espirituales, cultivan una excelente relación con Dios y tienen en su fe una viva fuente de luz y de esperanza.
Los optimistas disfrutan del "aquí" y el "ahora", no viajan al pasado con el sentimiento de culpa ni el rencor, ni al futuro con angustia. Disfrutan con buen humor y con amor. 

Los optimistas ven oportunidades en las dificultades, cuenta con la lección que nos ofrecen los errores y tienen habilidad para aprender de los fracasos.
Los optimistas son entusiastas, dan la vida por sus sueños y están convencidos de que la confianza y el compromiso personal obran milagros.
Los optimistas son íntegros y de principios sólidos, por eso disfrutan de paz interior y la irradian y comparten, aun en medio de problemas y crisis.
Los optimistas no se desgastan en la critica destructiva y ven la envidia como un veneno. No son espectadores de las crisis sino protagonistas del cambio.
Valora el amor que te dan, pasa tiempo con tu familia y amigos porque tal vez en algún momento cuando deseas pasar momento con ellos ya no estén, nunca olvides de decir palabras que muestren la nobleza de tu corazón...

En cada camino que elijas para guiar tus pasos...Hazlo con el amor de Dios en tu corazón...

1 comentario:

Gracias por estar aquí y compartir...