Buscar este blog

lunes, 4 de mayo de 2015

POEMAS A LA MADRE Y PROSA A UNA MADRE AUSENTE...CON FRASES Y LINDAS IMAGENES A LA MADRE.


Escribir sobre la madre es maravilloso. porque es el centro de 
amor...ternura, sabiduría, valor, bondad, humildad, paciencia, 
lealtad y fortaleza.
Escribir sobre la madre es...Escribir amor, paz y ternura en el 
alma, es alimentar el corazón de alegría...es llenar el interior 
de vida... 
POEMA A MI MADRE 
Madre, eres la flor que ha nacido en mi jardín

mas hermosa que un jazmín por tu maravilloso color.
Te recuerdo con amor porque para mi has sido,

del mundo lo mas querido de mi vida, la mas hermosa,
La mas bella de las rosas de mi jardín florecido.
  Israel Díaz Maqueira

MADRE...
Estaba oscuro...

Solo el rayo de la luz de tus ojos.

Me enseñaste a respirar 
y tus entrañas acariciaban mi frágil cuerpo.

Soñaba con colores  
y te imaginaba hermosa, fueron nueve meses 

en un mundo rosa.

Crecí de a poco con tu calor 
me alimentaba con tus caricias 

y frases de amor.

El momento llegaba 
iba a conocerte, estaba muy protegida 

con miedo de perderte...

Se hizo la luz una mañana de febrero, mamá ahí estabas tú

tan maravillosa y tan dulce como te había imaginado.

Aprendí con el correr del tiempo y en mis andanzas peligrosas

de cada uno de tus consejos  
valorados en cada acto  de mis 

diecinueve años, y soñando cada vez que me encuentro lejos,

con tus palabras que envuelven mis vivencias y acobardan 

los miedos de mi juventud.
  Luciana Carelli

PROSA A UNA MADRE AUSENTE...

Madre, no sé dónde estás, hace tanto que te ausentaste,

hace tanto que te extraño.

Seguirá pasando el tiempo y te seguiré extrañando.

Madre, si soy parte de ti, no tenías porque dejarme

dando tropezones por la vida, por no tener tu mano 

para ayudarme a andar, por no tener tu mano para 

enjugar mis lágrimas que derramo a cada instante.

Sin tu palabra para un consejo, sin tu palabra para 

un reproche, sin tu palabra cariñosa, sin tu palabra 

para darme aliento en tantos momentos tristes.

Madre, no tenías por qué dejarme en manos de 

quienes nunca me entendieron.

Madre, no sé dónde estás, es bueno decirte que 

siempre me hiciste falta.

Han pasado muchos años, todavía quisiera tus palabras,

todavía quisiera tus consejos, todavía quisiera un mínimo 

abrazo.

Sólo me resta decir que tuve una madre ausente.

Estoy por cumplir 76 años y todavía te extraño.

En algún lugar donde estés hasta ti llega mi amor 

y mi recuerdo.

Adiós, es un recuerdo de tu hija chiquita.

La negra Carmen

Lo escribí cuando estaba por cumplir 76 años de edad, 

en honor a mi madre quien falleció a los 33 años, 

siendo yo solo una niña.


Tus brazos siempre se abrieron cuando necesité un abrazo. Tu corazón supo comprender cuándo necesité una amiga. Tus ojos sensibles se endurecieron 
cuando necesité una lección. 
Tu fuerza y tu amor me han dirigido por la vida y me han dado las alas que necesitaba para volar...Gracias mamá  felicidades y bendiciones del cielo 
en donde estés junto a Dios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir...