Buscar este blog

sábado, 14 de julio de 2012

SUBSISTIR EN MOMENTOS DE CRISIS.

Puede que haya momentos en la vida en los que creamos


 que no haya mucho que hacer y debamos darnos por 


vencidos, pero siempre hay una luz que guía 


nuestros 


pasos a través de la fe y la esperanza a una 


vida mejor.


La vida es dura muchas veces, y una manera de superar 


los obstáculos, es creer en nosotros mismos. Yo a 


menudo me digo: si otros pueden, ¿por qué no yo? y 


asumo que puedo con lo que se me presenta. Hay un 


dicho muy bueno que expresa: "Nunca supe lo que era 


ser fuerte, hasta que ser FUERTE fue la única opción que


 tuve..."


No podemos ser temeroso ni escapar de la tormenta, hay 

circunstancias en las que no podemos permitirnos ese 


lujo, y  lo digo por experiencia, la vida espera mucho de 


nosotros y la familia y los amigos también, así que a 


agarrar el toro por los cuernos y tirar para arriba. No hay 


mas remedio y además hacerlo con alegría y esperanza. 


Ser esperanza para los demás es muy gratificante y nos 


llena así mismo de alegría.




La esperanza no es fingir que no existen los problemas, es realmente la forma más exacta de encontrar las soluciones, que nos brinda la vida cotidiana.
Es la confianza de saber que estos no son eternos, que las heridas sanarán, y las dificultades se superarán. Es tener fe, es una fuente de fortaleza y renovación absoluto de nuestro interior, la que nos guiará desde la oscuridad hacia la luz.


Cuando el amor profundo de tú vida no te quiere, cuando la llamada que esperas nunca llega, cuando no consigues el trabajo que deseas, cuando no recibes la invitación que esperabas..... el mensaje no es que no te lo mereces..... el mensaje no es que no eres importante..... el mensaje es que tú mereces algo mejor. Cada vez que sientas decepción por no recibir lo que deseas ó esperas, no lo veas como rechazo ó mala suerte.... simplemente piensa que es una tremenda oportunidad a algo mucho mejor de lo que esperabas obtener de la vida.


La vida está hecha de millones de momentos, vividos de mil maneras distintas ó diferentes. Algunos, buscamos amor, paz, armonía, comprensión, ternura. Otros sobrevivimos día a día, semana a semana, mes a mes, y de año a año. Pero no hay momentos más plenos que aquel en el cual descubrimos con alegría, que la vida , con sus constantes alegrías, y sus penas, debe ser vivida a plenitud día a día.


Aunque vivamos en una mansión de cuarenta cuartos, rodeados de riquezas y siervos los cuales nos sirven a plenitud ó en una choza humilde, ó luchemos de mes en mes para pagar el alquiler, tenemos el poder absoluto de estar totalmente satisfechos, y vivir una vida con verdadero significado.


Día a día, semana a semana, mes a mes, año a año, tenemos ese poder absoluto, gozando cada momento que nos ofrece la vida, y regocijándonos de cada sueño. Porque, cada día es nuevo y flamante, y podemos empezar, manteniendo vivo los sueños, esperanza y fe, que todo lo que nos propongamos va camino al éxito,  porque es la señal que mantendremos vivo en nuestra mente y pensamientos.
Nuestra vida la vamos guiando  según las ordenes que le enviamos a nuestra mente, si le enviamos ordenes de temor y depresivas es lo que vamos a tener y sufrir, en cambio si le enviamos ordenes positivas y con propósitos a cumplir con fe se harán realidad y te guiaran por una vida en calma y feliz.
 La esperanza no es un sueño sino una forma de hacer 
los sueños realidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir...