Buscar este blog

viernes, 24 de junio de 2011

APRENDE A CAMINAR EN LOS SENDEROS DEL ÉXITO.



Error, miedo y la formula triunfadora. Solo de los errores aprende el hombre es lo que dicen; pero considero que puedes prepararte también para evitarlos y hacer un trabajo cualquiera de un manera excelente que quieras realizar. Esta preparación requiere de voluntad como su fuerza lo requiera, hasta la perseverancia creando en ti una disciplina imponente, porque nadie ni nada te detendrá. Claro esta que en cada decisión que tomes implica riesgo y hablar de riego también implica una diversidad de factores, pero vamos a enfocarnos en el error.


Hablar del error pone a muchas personas la piel de gallina, no a todos nos gusta recordar o saber que en diversas ocasiones recordemos que cometemos errores o que recordemos un error en nuestras vidas que nos dejó marcados para siempre. Pero ánimo. Sabemos por otra parte que el error como lo sabemos viene siendo en nuestras vidas algo indispensable para madurar, crecer, aprender, fortalecernos entre otras muchas ventajas que podemos sacar de este error, por lo que el temor a arriesgarse por miedo a cometer un error no debe existir en nosotros.
Ahora bien, como decía al principio, existe otra manera de hacer las cosas. Con una preparación previa precisamente, claro esta que cuesta más trabajo pero los resultados son inminentemente positivos y una disminución de la probabilidad de que fracases. Puedes elegir cualquiera de las dos, lo que deseo que entiendas es: Toma el riesgo y no dejes que el miedo te venza; y fíjate en esto, controla a tu miedo, no lo desaparezcas, porque sin el miedo no puede haber valentía. Te explicaré mejor, ¿qué es esto de que controla a tu miedo pero no lo desaparezcas?


¡Ojo! Analiza esto… El miedo se apodera de ti cuando te encuentra falto de recursos, cuando te encuentra con la guardia baja, te dice que no puedes y cuando al fin quieres hacer algo viene haciéndose el grande y el poderoso. El miedo no lo puedes eliminar, desecharlo o desacerté de el como hoja de papel, el miedo es parte de ti, de tu ser que estuvo, está y estará por el resto de tu vida. Lo que tienes que hacer para que el miedo permanezca, pero no te controle es lo siguiente:


Si tú deseas y quieres realizar o ir a una determinada dirección y el miedo te intimide, te diga mil negaciones como; no puedes, es riesgoso, es demasiado para ti, no es para ti, así estás bien, es seguro no hacerlo, y otras mil estupideces que salen del ego dentro de ti, hazle frente y contéstale con fuerza, seguridad, y confianza, palabras de poder que influirán en tu comportamiento: -Ya sé que eres parte de mí, que nunca me voy a deshacer de ti, más sin embargo yo soy el que tengo poder sobre ti, no tú sobre mi- …
Entonces en ves de que el te intimide, lo tomas de la mano y aunque te tiemblen las pienras le dices; -tú me vas a acompañar, no yo a ti- y te diriges hacia donde quieras ir o hacer lo que tienes que hacer. Ahora me entiendes ¿Por qué?... Sin el miedo no puede existir valentía. Ya sabemos que hacer, ahora se estarán preguntando como hacerle. Porque aparentemente todo es fácil, pero entiendo tu escepticismo, indecisión o inseguridad sobre lo fácil y sencillo que es esto porque yo también soy una persona que vive en la realidad pero te aseguro que esto existe, entonces ¿cómo le hacemos?


¿Que crees?, solo necesitamos ese gran poder dentro de nosotros llamado Amor que es como la sal en un platillo, es lo que le da sabor y cuando algo tiene sabor, lo disfrutas ¿o no? Sí a todo lo que hagas, sientas, pienses y escuches le agregáramos amor, créeme que el resultado lo disfrutarás y dirás en voz alta todo mi dolor, esfuerzo, trabajo, dedicación y tiempo valieron la pena. Y créeme que es un resultado futuro garantizado. Cuando yo supe esto me puse inmediatamente a trabajar en ello y créame querido lector que si funciona, porque si usted está leyendo esto, quiere decir que triunfé por la simple y sencilla razón de que usted esta leyendo este libro que con base al amor pude realizarlo.


En base a mi experiencia he realizado un formula la cual le hago llamar la formula del triunfo. Para deducirla primero necesito explicarle una cosa. En el transcurso del tiempo psicólogos han investigado ¿qué es lo que tuvo que hacer una persona para que alcanzar el éxito? y encontraron lo siguiente: Para que una persona llegue a lograr lo que quiere, tuvo que haber pasado por un deseo; esto ayuda a la persona a querer vivir su sueño, en segundo lugar tuvo que haber pasado por la determinación; que es lo que ayuda a la persona a comenzar a realizar su sueño y en tercer lugar esa la disciplina; que es lo que ayuda a las personas a que sean perseverantes con su sueño hasta alcanzar su más grande meta.


Al deseo, determinación y disciplina le llamaron la ley de las tres D. Entonces en base a estos conocimientos es por lo que realicé una formula que me a funcionado en muchas ocasiones. 3D+A=Sí nos decidiéramos, con la ley de las tresD y le agregáramos a estas todo nuestro amor el resultado seria el éxito garantizado. Te invito a que lo intentes por lo pronto en algo simple en tu vida, verás como al paso del tiempo serás una persona triunfadora, pero recuerda, sí buscas algo pequeño, sí haces cosa s pequeñas la vida te dará cosas pequeñas, pero si haces y buscas cosas grandes la vida te dará cosas magnificas.
Siempre los resultados son simplemente lo justo del trabajo realizado espero ver en ti, un alma engrandecida, porque ese es mi objetivo ver en cada persona a la que mire, una sonrisa magnifica donde se refleje desde lo más profundo un corazón engrandecido, que impulse a tu alma a lograr tu sueño.
Te deseo éxito.

Colaboración de Carlos Alfredo Arenivar Martínez
La naturaleza de cada ser es una profunda bondad. A veces, por no estar contentos con lo que tenemos, nos olvidamos que es natural ser bondadoso. 
Dar es parte fundamental del ser humano, pues es el fundamento de la familia y la sociedad en general. Así que es importante estar satisfecho con lo que se tenga. 
Lo primero para eso es no mirar a los demás y no compararse con ellos. Cada uno recibió algo diferente para vivir, por diferentes circunstancias, pero es al amar lo que se tiene que se puede lograr algo más. 
Y al amar lo que posee, fácilmente podremos dar eso a los demás. 

Salmos 68:6 

"Dios da un hogar a los desamparados
y libertad a los cautivos". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por estar aquí y compartir...